La exaltación de la Identidad, germen de la violencia ,fermento de la exclusión 2ª Parte


No quiero que mi casa esté amurallada por todas partes, y que mis ventanas permanezcan cerradas. En cambio, quiero que las culturas de todas las tierras soplen sobre mi casa del modo más libre posible. Pero me niego a que cualquiera me patee los pies.
GANDHI









EL LENGUAJE COMO VIA PARA LA MANIPULACION:



El lenguaje se constituye como algo fundamental en este camino, así para F. de Saussure, padre de la lingüística, las lenguas someten la realidad a cortes artificiales que no preexisten a la organización del mundo por el lenguaje. Lo que es nombrado cobra existencia y lo que se nombra es creído. De ahí la obsesión por implantar fanáticamente invenciones: la mitología, la toponimia, los apellidos, la Historia...
La identidad va poco a poco definiendose, se inocula en el pueblo un sentimiento de victima de los otros pueblos . Se va forjando una conciencia nacionalista. A esto se refiere Bennedic Anderson como
“concepto construido por medio de procesos de invención de imágenes, de tradiciones, de paisajes, de símbolos, de banderas, de bailes populares, y de otros elementos que en la amalgama caótica del pasado pueden seleccionarse y reconvertirse según propósitos políticos y sociales”.

Aparecen lideres que a modo de nuevas Valkirias- diosas de la mitología nórdica que servían a Odin en la batalla y decidían qué guerreros morirían con el honor de concurrir al Valhala- marcan al pueblo la doctrina a seguir , excluyendo a todo y todos los que se encuentren fuera de los parámetros , se comienza por el lenguaje diferenciado y poco a poco se va penetrando en todos los aspectos de la vida publica y privada, así en el Tercer Reich, se penetraba hasta en la propia religión, p
ues si bien por un lado en su declaración de intenciones Hitler se mostraba proclive a la tolerancia religiosa, por otro se referia a la nueva Iglesia de Alemania:

una Iglesia alemana, debe ser una iglesia aria. No debe ser como la Iglesia católica, una iglesia universal; debe ser una iglesia estrictamente alemana. Nosotros no queremos tener otro Dios que Alemania; el fanatismo en nuestra fe, en nuestra esperanza y en nuestro amor por Alemania, solo eso es nuestra religión.”
El nazismo ha sido un ejemplo claro y patente de cómo la exaltación de la identidad lleva al racismo y la xenofobia .
¿Cómo se podria reconducir este torrente que avanza sin cauce?. Juan Pabo II ,quien siempre alertó sobre el peligro que supone la deriva de la identidad hacia el nacionalismo se preguntaba ¿Cómo se puede evitar este riesgo? Y respondia :
Pienso que un modo apropiado es el patriotismo. En efecto, el nacionalismo se caracteriza porque reconoce y pretende únicamente el bien de su propia nación, sin contar con los derechos de las demás.Por el contrario, el patriotismo, en cuanto amor por la patria, reconoce a todas las otras naciones los mismos derechos que reclama para la propia».

EL RESPETO A LA LEY NATURAL

Siguiendo con Juan Pablo II, en su obra Memora e Identidad reflexinaba en estos terminos :
«En los años 30, un parlamento legalmente elegido permitió el acceso de Hitler al poder en Alemania, y el mismo Reichstag, al darle plenos poderes, le abrió el paso al proyecto de invadir Europa, a la organización de los campos de concentración y a la puesta en marcha de la llamada solución final de la cuestión judía, como llamaban al exterminio de millones de hijos e hijas de Israel.
Basta recordar estos hechos de tiempos recientes para darse cuenta con claridad de cómo la ley establecida por el hombre tiene sus propios límites que no puede violar. Son los límites marcados por la ley natural, mediante la cual Dios mismo protege los bienes fundamentales del hombre.
Es por tanto la ley natural el cauce por donde reconducir las aguas tumultuosas, ley natural situada por Jesucristo en su auténtico contexto y que se resume en reconocerse en el otro, asumiendo la diferencia como riqueza ,y no deseando para el otro lo que para uno mismo no se desea.